jueves, 26 de mayo de 2016

Emma Hart - Serie The Game #1 y #2

Playing for Keeps (The Game, #2)


#1.-The Love Game 
 ¿El reto de él? Hacer que ella se enamore de él.
¿El reto de ella? Jugar con el jugador. 
Hasta que la vida cambia las reglas del juego. 
Maddie Stevens odió a Braden Carter apenas verlo. 
Arrogante, egoísta, y el playboy de la Universidad de California, Berkeley, él es todo lo que que su hermano Pearce le ha enseñado a despreciar. 
¿Por qué, cuando las chicas desafían jugar el jugador, no le dicen que no? 
Ella no lo sabe tampoco. 
Braden quería a la pequeña ardiente Maddie al instante en que él puso los ojos en ella, y él haría cualquier cosa para tenerla, por lo tanto, por qué ha accedido a hacer que se enamore de él. Después de todo, es la única forma en que ca a conseguir lo que quiere. 
Sexo. 
Pero, cuando Braden descubre, hay algo más en la chica de Brooklyn de lo que él jamás imaginó, y él no puede dejar de cuidar de la chica rota detrás de esos bonitos ojos verdes. 
Maddie descubre que Braden no es sólo una erección a pie, en realidad tiene sentimientos. 
Él puede ser dulce, divertido y su buena apariencia exactamente no hace daño. Eso significa problemas, pero cuando su hermano Pearce aparece en Berkeley pidiendo por su ayuda, ella se da cuenta que Braden y Pearce no son tan iguales ya. 
Y tal vez, sólo tal vez, son exactamente lo que el uno al otro necesitan.


Playing for Keeps (The Game, #2) #2 .-Playing for Keeps
Ella está enamorada de él.
Él está tratando de no amarla.
Una noche lo cambia todo. Aston Banks nunca tuvo la intención de acercarse a Megan Harper, ni siquiera aquella noche.
Atormentado por una infancia que se niega a enfrentar, él sabía que ella podría romper todas las paredes que él había construido y derribarlas sin siquiera darse cuenta de que ella lo estaba haciendo.
Engañar a Braden iniciando una relación con Aston no estaba en la lista de tareas de Megan, pero al segundo en que ve un destello de una persona distinta del culo arrogante que ha llegado a conocer, no puede alejarse.
La infancia de Aston es peor de la que Megan supuso, pero mientras él trata y falla en apartarla, está claro que su amor es más fuerte que los demonios que se aferran a él todos los días. Y ahora, a causa de ello, él finalmente tiene que lidiar con lo que está enterrado en el fondo.
Cosa que no quiere hacer. Contra lo que ha luchado por tanto tiempo. Y ellos tienen que hacerlo todo sin que Branden lo averigüe. Mantener una relación secreta nunca ha sido más difícil. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario