viernes, 2 de diciembre de 2016

Charlie Richards - Serie Llévame #2 - Llévame a Cuestas



Algunas veces los planes no nos llevan donde teníamos la intención de ir… nos llevan a algo mucho mejor. 
Trace Plinter es un juerguista. Él no lo niega. Cuando su actual amante decide partir, no tiene problemas en darle a Patrick su bendición. Después de todo, a estado listo para hacer lo mismo desde hace un mes. Cuando Trace rescata a un guapo granjero del incendio en un granero, reconoce su atracción en los dulces verdes ojos del hombre, pero no tiene tiempo de hablar a Laramie por lo que cree perdida su oportunidad de explorar un nuevo amante. Hasta que Trace lo ve de nuevo en una cena y hace su movimiento. 
Laramie Goshen acaba de tratar con la muerte de su tío cuando su padre, quien lo golpeó y repudió por ser gay, regresa a su vida, proclamando como suya la mitad de la granja de cerdos que su tío le dejó a Laramie. Cuando Laramie se niega a ceder a las demandas de su padre, problemas comienzan a suceder en la granja. Laramie llena sus fantasías con el sensual bombero que le rescató del suelo cuando las llamas incendiaron su granero. Pero cuando el mismo bombero le da a conocer su interés por él, Laramie se contradice. La complicación de tener un novio es lo último que él necesita. 
Ambos llegan a un acuerdo, sexo sin ningún compromiso. Trace está encantado con este arreglo, pero no se prepara para los sentimientos de protección que surgen en él cuando se entera que el padre de Laramie convenció a la compañía constructora para que se negara a hacer negocios con él granjero, haciéndole imposible reconstruir su granero. 
Si Trace decide intentar convertir su situación a algo más permanente, ¿siquiera Laramie lo aceptará?

No hay comentarios:

Publicar un comentario