martes, 27 de diciembre de 2016

Toni Griffin - Serie Osos de la Montaña Smokey #1 y #2


#1.- Un Oso en el Bosque
Vincent Marsden es un autor de romance gay con bloqueo del escritor. Después de ser forzado por su mejor amigo a irse de vacaciones, Vincent llega a su destino. Una impresionante cabaña en las Montañas Smokey. Vincent comienza a pensar que podría tener algo todo esto de las vacaciones hasta que sale al balcón y se encuentra cara a cara con un oso dormido.
Después de ser atacado y drogado Christian Packard encuentra un lugar seguro para dormir la mona. Cuando se despierta, lo último que espera es encontrar a su compañero. Entre la incertidumbre de Vincent sobre el mundo en el que se ha visto inmerso de repente en, y alguien que quiere matar a Christian, van a tener que trabajar duro en el camino a su felices para siempre.


#2.- Guirnalda de Fuego
—¡Vas a venir!
Michael McKenna, negó con la cabeza. —La Navidad es para pasar con la familia. Yo no lo soy. —trató de discutir.
—Tonterías. —Patricia Packard, resopló. Michael la miró, sin poder creer el ruido que había salido de su boca. La mujer había sido alfa, por todos los cielos, de alguna manera, esperaba que ella fuera un poco más fina.
—No lo soy, no puedes negarlo.
—Michael. —Patricia suspiró, sonaba tan exasperada, mientras blandía la brocha de repostería cubierta de huevo en su dirección, un poco de huevo batido, fue arrojado por todas partes. —Eres un miembro de nuestro grupo. Eso te hace, automáticamente, de la familia sin importar si compartes nuestra línea de sangre o no. Deberías saber esto.
—Pero...
La mujer no le dio la oportunidad, simplemente habló justo por encima de él. —Además, ¿a dónde crees que vas a ir? ¿Eh? La cena de Navidad se celebra aquí. Tú vives aquí, por todos los cielos.
Michael gruñó.
—Celebrarás la Navidad con nosotros y es definitivo. ¿O tengo que llamar a Christian y conseguir que traiga su culo hasta aquí, para que te lo diga? —La intensa mirada de su antiguo Alfa y el tono -sin discusión-, fue suficiente. Él sabía cuándo estaba vencido.
—Tú ganas. —dijo.
Patricia le sonrió, ampliamente, luego volvió a embadurnar los huevos en las empanadas, para la cena. —¿Serías tan amable de limpiar este desastre por mí? —preguntó, señalando las manchas de huevo, salpicadas por todo el mostrador.
—Por supuesto. —Michael cogió un paño de cocina y lo mojó en el fregadero, antes de escurrirlo y dirigirse a limpiar el desorden. Miró a su alrededor, para asegurarse de que había limpiado todo, y cuando estuvo satisfecho, enjuagó la tela y la colgó sobre el grifo—. ¿Necesitas una mano, para otra cosa?
—No, querido, estoy a punto de terminar.
Michael asintió con la cabeza y la dejó.
Eso había sido, hacía tres días.

1 comentario:

  1. hola, posees el libro 3 de esta serie llamado "A BEAR'S BEAR", por favor.
    Te lo agradecería muchísimo

    ResponderEliminar